Ex-Alumnos

tomas

Tomas Alía

¿Qué le motivó a estudiar esta carrera? 

Desde niño siempre sentí mucho interés por la estética, crecí rodeado de ella como consecuencia de la labor de mi madre en las artes,  mi gran musa e inspiradora. Ya desde mi ingreso en el la residenciada de estudiantes jugaba a modificar los espacios, moviendo muebles y literas de mi habitación, los sacerdotes de la residencia se llevaban una sorpresa de vez en cuando.

¿Si tuviera que describir el diseño de interiores en tres palabras, cuáles serían?

Iluminación, diseño, investigación.

¿Cuál ha sido el logro de su carrera del que se siente más orgulloso?

De cada proyecto me siento orgulloso, cada uno de ellos tiene algo de mí y desde el más sencillo hasta lo grades retos planteados en mi carrera, de todos me he disfrutado, es lo mismo para mi diseñar un local en Madrid que un estadio olímpico en Qatar, a todos les pongo la misma dedicación e ilusión.

¿Cuáles son sus influencias y qué le inspira a la hora de trabajar?

Me inspiro en mis viajes, en la gente, su forma de vida, las distintas tribus urbanas o culturas diversas del mundo, Asia, oriente, cualquier continente cualquier lugar remoto o próximo salir de casa y observar es una fuente de inspiración constante. Suelo investigar en la artesanía local o de cualquier cultura e intentar renovarla, poner en clave contemporánea, darle una vuelta más para llegar a conclusiones novedosas.

Si tuviera que darle un consejo a alguien que está empezando en el mundo del diseño, ¿cuál sería? 

Esfuerzo, dedicación, e ilusión por lo que haces sin duda son los mejores bálsamos.

erico

Erico Navazo

¿Qué le motivó a estudiar esta carrera?
 
Es algo que he vivido desde bien pequeño. El mundo del interiorismo está ligado mucho al negocio familiar. Mi padre poseía una fábrica de muebles y siempre he vivido este mundo muy de cerca.
 
¿Si tuviera que describir el diseño de interiores en tres palabras, cuáles serían?
 
Para mí el diseño de interiores es un servicio, para hacer que los espacios sean cómodos, funcionando y reflejando la personalidad del que lo habita.
 
¿Cuál ha sido el logro de su carrera del que se siente más orgulloso?
 
Ganar la confianza de mis clientes. Cada proyecto es único y el trato con el cliente es clave.
 
¿Cuáles son sus influencias y qué le inspira a la hora de trabajar?
 
Me inspiran muchas cosas. A la hora de ponerse a proyectar hay que dejar que los espacios hablen. Cada espacio necesita un planteamiento único.
 
Si tuviera que darle un consejo a alguien que está empezando en el mundo del diseño, ¿cuál sería?
 
La formación de un interiorista ha de ser vastísima: Arquitectura, diseño, antigüedades, arte clásico y contemporáneo, una constante formación es importantísimo y ser esponja clave.

carla

Carla Romero Amat

¿Qué te motivó a estudiar la Carrera?
 
Ya desde pequeña me gustaba diseñar con planos a mano alzada la casa de mis sueños… por eso, una vez terminé mis estudios de Bachillerato y Selectividad, decidí orientarme hacia la arquitectura. De hecho, comencé mis estudios universitarios en la carrera de Arquitectura Superior; pero noté que me gustaba más centrarme en el contenido que en el continente, descubrí mi verdadera vocación en el interiorismo y comencé mis estudios en la Escuela de Artes Decorativas de Madrid, donde realmente pude disfrutar de hacer proyectos con poesía.
 
Si tuvieras que describir el diseño de interiores en tres palabras, ¿cuáles serían?
 
Creatividad, funcionalidad y armonía. Desde mi punto de vista, el diseño de interiores es una disciplina que te permite plasmar tus emociones en los proyectos dando rienda suelta a la creatividad. En cada proyecto encuentras una sonrisa, una lágrima, una sensación cálida o fría… creando un sentimiento que se verá reflejado en el espacio final.
Diseñamos, pero ¿para quién? y ¿para qué? En el diseño de interiores no basta con ser creativo, el diseño también debe de ser realista, útil y funcional, requiere estudiar las necesidades, expectativas y usos del cliente. Combinando la creatividad y la funcionalidad se podrá conseguir una armonía eficaz.
 
 
¿Cómo ha sido el proceso de encontrar trabajo en tu área profesional?
 
Lamentablemente, la situación del mundo laboral en la actualidad no es la más favorable. Sin embargo, sí que es cierto que las empresas buscan personas más especializadas y formadas en sectores muy concretos. Se requieren soluciones rápidas, efectivas y ajustadas a las necesidades del cliente. En este sentido, la carrera de Diseño de Interiores proporciona dos grandes ventajas: es una carrera que permite desarrollar un profesional muy especializado y que además dispone de un plan de estudios muy adaptado a los tiempos de hoy, enfocado al mundo laboral.
En mi caso, al terminar la carrera y especializarme en un campo pude conseguir oportunidades para entrar en el mundo profesional gracias a los contratos formativos, que te permiten desarrollar experiencia y aprender la parte práctica de la profesión.
 
 
¿Cuáles son sus influencias y qué le inspira a la hora de trabajar?
 
Mi trabajo, al estar vinculado al mundo comercial, me obliga a hacer un estudio constante de las tendencias del mercado. Actualmente, los proyectos que desarrollo están vinculados al marketing de cada producto. Tengo que estudiar a quién va dirigido, qué quiero resaltar y cómo lo quiero destacar. Debo de estar pendiente de las novedades, de las innovaciones e inclusive de las noticias que puedan revolucionar el sector o el consumo para anticiparme.
 
 
Si tuviera que darle un consejo a alguien que está empezando en el mundo del diseño, ¿cuál sería?
 
No siempre todo sale a la primera. No tires la toalla en tus proyectos, al contrario, esfuérzate y busca soluciones para mejorar tu trabajo. Entra en competencia contigo mismo.

esther

Esther Sanchez Lastra

¿Qué te motivó a estudiar esta carrera? 
 
Me gustaba mucho el diseño en general, desde el industrial hasta Arquitectura. El diseño en todas sus escalas.
 
¿Si tuvieras que describir el diseño de interiores en tres palabras, cuáles serían? 
 
Funcionalidad, estética, pasión. 
 
¿Cuál ha sido el logro de tu carrera del que se siente más orgullosa? 
 
El proyecto de reforma integral de una vivienda de apenas 60 m2 con un bajo presupuesto. El resultado y el agradecimiento del cliente demostró el sentido y las capacidades de nuestro trabajo. 
 
¿Cuáles son tus influencias y qué te inspira a la hora de trabajar? 
 
Desde Alvar Aalto hasta Stone desing, pasando por Miyake. Cualquier buen diseño es inspirador.
 
Si tuvieras que darle un consejo a alguien que está empezando en el mundo del diseño, ¿cuál sería? 
 
Que tenga una actitud despierta, atenta, crítica con todo lo que ve,eso le ayudará a aprender.

jose

José Manuel Fernández

¿Qué le motivó a estudiar esta carrera? 
 
El aprendizaje de  la arquitectura Interior de Hoteles
 
¿Si tuviera que describir el diseño de interiores en tres palabras, cuáles serían? 
 
Confort – Originalidad – calidad
 
¿Cuál ha sido el logro de su carrera del que se siente más orgulloso? 
 
La terraza del Circulo de Bellas Artes ( Premio Metrópoli) y los hoteles de 5 * que estamos desarrollando actualmente
 
¿Cuáles son sus influencias y qué le inspira a la hora de trabajar? 
 
Los arquitectos del siglo XX , la Bauhaus 
 
Si tuviera que darle un consejo a alguien que está empezando en el mundo del diseño, ¿cuál sería? 
 
Especializarse en un campo concreto

manolo

Entrevista Manolo Martínez

¿Qué le motivó a estudiar esta carrera?
 
Mi interés por el diseño de interiores proviene ya antes de mis estudios de Bellas Artes, pues con 17 años era ayudante del decorador Ventura montando stands de en la Feria de Valencia, donde había empezado de ayudante de electricista. Ya en Bellas Artes no volví a retomar el tema hasta que me dejé seducir por el diseño de finales de los 80 y terminada la carrera, me dedique a investigar sobre la forma de habitar en nuestros hogares, estudiando la relación entre vivienda y mueble.
 
¿Si tuviera que describir el diseño de interiores en tres palabras, cuáles serían?
 
Un reto: Habitar
Un objetivo: las Personas
Qué contar: Emociones
 
¿Cuál ha sido el logro de su carrera del que se siente más orgulloso?
 
Pues como investigador relacionado con el tema haber publicado dos libros relacionados con el interiorismo. Uno con la historia de uno de los diseñadores más conocidos en España, de los años 60 fundamentalmente, José Martínez-Medina (con el que llegué a trabajar), de mi tierra, muy ligado al diseño italiano de su generación, amigo de otro gran decorador español, Paco Muñoz y de arquitectos como Osvaldo Borsani, entre otros. El que un diseñador e interiorista haya podido entrar en la misma categoría que un artista, ya que comisarié una exposición sobre su trabajo en el Museo de El Carmen, fue para un reconocimiento no sólo a su trayectoria, sino al de toda la profesión.
El otro trabajo fue coordinar a diferentes autores españoles en un primer libro de la serie Diseño y Técnica de la editorial Sendemà sobre Interiorismo. Invité al mismo a profesores de diferentes escuelas y universidades como Agustí Costa, Raúl Oliva, Javier Peña o Marcelo Leslabay, que dieron una peculiar visión al interiorismo desde diferentes perspectivas, del dibujo a la construcción, de los nuevos materiales a cómo plantear un proyecto. Creo que fue un ejercicio bueno, ya que salvo las revistas mensuales divulgativas que todos conocemos, hay poco material de lectura sobre el que apoyar el trabajo profesional.
 
¿Cuáles son sus influencias y qué le inspira a la hora de trabajar?
 
Bueno, ahora que no dedico tanto mi tiempo a la práctica profesional, y más a mi actividad académica en la Universidad e investigando, te puedo decir por un lado, que he considerado siempre la influencia europea de diseñadores-arquitectos de la generación de los 50-60, de diferentes corrientes (funcionalistas y lecorbusianos , brutalistas, posestructuralistas, incluso aquellos que influirán en la posmodernidad), que normalmente proyectaban el interior de sus diseños arquitectónicos, como los italianos Ico e Luisa Parisi, Vittoriano Viganò, Renato Radici, Arturo Belloni y Gemma Skof, Inge y Luciano Rubino, Sergio Mazza o el mismo Gio Ponti, el holandés Rob Parry y el luego afincado en EEUU Jaap Penraat, los americanos Richard Neutra, Philip Johnson, Thomas Norton, Craig Ellwood, el canadiense John Ridley, e incluso el austriaco afincado en Australia Harry Seidler. Por otro lado, influye el trabajo de interioristas con una formación más artística, como el norteamericano Johnathan Adler o el inglés David Hicks, interioristas que abogaron por entornos optimistas y llenos de mezclas, recuperando antigüedades, el uso audaz del color y combinaciones impactantes. También crearon su propio mobiliario, textiles, papeles pintados y alfombras, algunos de ellos icónicos.

Creo que fue una generación que sentó las bases del interiorismo moderno y aún trabajando para una clase media-alta, permitieron la democratización del diseño y el reconocimiento de la profesión en todo el mundo más allá de que lo hicieran personas significativas como Sir Terence Conran (Habitat). De mi generación contaría con el gran trabajo de diseño del grupo inglés de Milán arropados por Giulio Capellini, como serían Jasper Morrison, James Invine (ya fallecido) y de forma destacada Tom Dixon.
Dar más nombres sería reconocer el trabajo de jóvenes arquitectos e interioristas del momento a los que trato de seguir, como el catalán Josep Serrano o el valenciano Ramón Esteve, el estudio escandinavo Sanaksenaho Architects, los japoneses Schemata Architects o Nendo Design, los italianos Dimore Studio, el asiático Andre Fu, los franceses Dorothee Milichzon, Christian Liaigre (interior de yates) o Chahan Minassian, India Mahdavi (de origen iraní), el norteamericano David Rockwell, las inglesas Ilse Crawford (que ha hecho diseños para Ikea), Fiona Barratt-Campbell y el inglés Francis Sultana, o el francés afincado en Tokio Gwenael Nicolas. Profesionales con distintos lenguajes, desde el formato mas minimalista y depurado (Rose Uniacke), mezclado con efectos rococó (Kelly Wearstler), los que recuperan estilos formales de los 40-50 como Roman & Williams o Yabu Pushelberg, los que nos recuerdan al siglo XIX o el lujo de los estilos de primer cuarto de siglo XX (Joseph Dirand, Martin Brudnizki, Stéphane Parmentier), pasando por la experimentación más contemporánea (Mathias Kisso o Peter Marino).
 
Si tuviera que darle un consejo a alguien que está empezando en el mundo del diseño, ¿cuál sería?
 
No soy de consejos, porque creo más en la acción, en el learn by doing. Pero le diría: Básate siempre en el ciclo prueba (o ensayo) – error, es necesario investigar, experimentar y sacar siempre conclusiones, aunque falles. Esto es lo que tendría que ser en menor o mayor escala lo que cualquier profesional creativo tiene que hacer con sus diseños, además de enriquecer a los demás con los que trabaja y hacerle la vida más alegre con su proyecto, a clientes y usuarios.